in

8 cosas muy comunes que no podía hacer el primer iPhone

Siri, escríbeme el artículo. ¿Siri? ¿Siri?

En 2007, Steve Jobs anunció en una keynote el lanzamiento de tres aparatos nuevos: un iPod con pantalla táctil, un teléfono móvil y un dispositivo para conectarse a internet. Los tres eran uno mismo: el iPhone.

No cabe duda de que el iPhone ha sido uno de los productos de tecnología más revolucionarios de los últimos años. No fue el primer smartphone o el primer teléfono con pantalla táctil, pero sí el que definió algunas características que todos los demás teléfonos han ido adoptando y que hoy nos parecen básicas. Y algunos competidores que se burlaban de él, como Nokia o Blackberry, acabaron barridos.

Sin embargo, a pesar de ello el iPhone de 2007 tenía algunas carencias en cuestiones que hoy nos sorprenden. Veamos algunas:

Instalar apps

There’s an app for that, prometía un famoso anuncio del iPhone. Y es verdad: la tienda de apps de iPhone tiene aplicaciones de todo tipo. Sin embargo, en su lanzamiento no se podían instalar aplicaciones: todo tenía que ser a través de webapps… algo parecido en concepto pero definitivamente no una app pura y dura.

Por suerte, el iPhone 3G presentado en 2008 ya introdujo la App Store y sus miles de aplicaciones que se convertirían en una seña de identidad.

Cambiar el fondo de pantalla

El fondo de pantalla del primer iPhone era negro. Y punto. No fue hasta versiones posteriores del sistema operativo en que nos permitieron elegir una foto para darle un toque personal, aunque sí podías personalizar la de la pantalla de espera.

Navegar con 3G

Este fue uno de los aspectos más criticados. En 2007 las redes 3G ya eran de uso común, pero el primer iPhone se lanzó solo con tecnología EDGE, es decir, a una velocidad de módem antiguo de los 90. La siguiente versión ya incorporó 3G, y hoy en día suele avanzar incluso redes que aún no están desplegadas del todo.

Cortar y pegar

Algo tan sencillo como seleccionar una palabra o parte de un texto para copiarla y pegarla en otro campo no fue posible hasta pasadas unas versiones del sistema operativo, lo que dio pie a que surgieran algunos parches para remediarlo.

Usar GPS

Es verdad que el primer iPhone ya disponía de Google Maps, pero no de GPS para geolocalizarse. Lo hacía de manera más aproximada con triangulación de antenas y puntos wifi. Y no tenía navegación para la conducción.

Multitarea

Las aplicaciones debían ejecutarse de una en una, sin posibilidad de dejar una trabajando mientras usas otra, salvo las del sistema. La multitarea llegaría al iPhone en la versión 4 del sistema operativo, y aunque decepcionó al principio, fue mejorando con el paso del tiempo.

Hacer fotos con cámara frontal

La cámara favorita para hacerse selfies no llegaría hasta el iPhone 4, lanzado en 2010, coincidiendo con la posibilidad de hacer videollamadas (Facetime).

Hablar con Siri

Parece que siempre ha estado ahí dentro, dispuesta a contarnos un chiste o ayudarnos a hacer algo, pero sabemos que no es así. 2007 fue el año del lanzamiento del iPhone y de Siri, pero por separado: el asistente de voz era parte de una empresa que Apple compró en 2010. Llegó al iPhone en 2011 y aprendió a hablar español en 2012.