in

Así fue la primera llamada de móvil de la historia

“¿A que no sabes desde donde te llamo?”

“¿A que no sabes desde donde te llamo?”. El 3 de abril de 1973 Martin Cooper pronunció las primeras palabras dichas a través de un teléfono móvil en la Sexta Avenida de Nueva York llamando a su competidor el Dr. Joel S. Engel, que trabajaba en los laboratorios de la telefónica AT&T, donde también se trabajaba en telefonía móvil.

Cooper se dirigía una rueda de prensa convocada en el Hotel Hilton de Manhattan precisamente para presentar el Motorola DynaTac, el primer teléfono que permitía hablar por la calle, y la llamada fue posible gracias a la antena instalada por Motorola en la azotea del edificio Burlington.

Los teléfonos “móviles” ya existían en cierta manera desde los años 30, pero siempre dentro de coches: pesaban más de 10 kilos de peso y necesitaban estar conectados a la batería. El DynaTac, que el equipo capitaneado por Martin Cooper había desarrollado en los laboratorios de Motorola, apenas pesaba 1,1 kilos de peso y permitía hablar 20 minutos paseando tras 10 horas de carga. Pero la duración de la batería no era un gran problema, ya que como recordaba el propio Cooper, “no había quien lo tuviese más tiempo agarrado”.

Sin embargo, este hito no fue seguido de la comercialización del teléfono móvil. En los años siguientes Motorola creó diferentes prototipos más, que fueron reduciendo su tamaño e incorporando nuevas funcionalidades como una pantalla LED. Diez años después de su presentación, en 1983, por fin salía a la venta a un precio de unos 4.000 dólares de la época (el equivalente a más de 10.000 dólares actuales) junto con la puesta en marcha de la primera red móvil que permitía usarlo para realizar y recibir llamadas.