in

El cuadro que le costó la separación a Picasso

A primera vista, La Lectura parece un cuadro más de Picasso. Pintado en óleo sobre lienzo, utiliza colores vivos para mostrar una joven desnuda, dormida con un libro en su regazo. El cuadro ha salido a subasta en varias ocasiones, la última de ellas por casi 30 millones de euros. Picasso pintó este tierno cuadro entre diciembre de 1931 y enero de 1932, en una época en la que estaba casado con la bailarina Olga Khokhlova.

Pero este cuadro le costaría el matrimonio.

En una exposición retrospectiva de Picasso a mediados de los años 30, Khokhlova se quedó mirando atentamente este cuadro. Había algo que no le encajaba. Y de pronto cayó: se dio cuenta de que los rasgos de la mujer retratada no eran los suyos.

La musa del cuadro era la joven Marie-Thérèse Walter, a la que Picasso había conocido en el metro de París cuando ella apenas tenía 17 años y el pintor contaba con 45, y con la que mantenía una relación en secreto dada la diferencia de edad y el matrimonio del artista. Walter aparecería en otros cuadros de Picasso como El sueño o Desnudo, hojas verdes y busto.

Tras darse cuenta de que su marido estaba con otra, y más aún cuando Marie-Thérèse se quedó embarazada de una niña llamada Maya, Khokhlova le abandonó y se mudó con su hijo Paulo al sur de Francia. Picasso y ella no llegaron a divorciarse nunca, aunque ya no volvieron a retomar la relación.