in

Así eran las primeras versiones de las películas de Pixar

Cuando Monstruos SA iba a ser una peli sobre un contable

En el libro Creatividad, S.A. el presidente de Pixar Ed Catmull explica la historia de la empresa, da consejos para impulsar la creatividad en las organizaciones y de paso cuenta algunas anécdotas interesantes sobre las películas de Pixar. Y una de las cosas más interesantes es que la mayoría de films no empezaron siendo lo que finalmente conocimos.

En las primeras versiones del guión los personajes eran muy distintos, e incluso en ocasiones la historia era otra completamente. Vamos a repasar los tres principales cambios que hubo en tres películas míticas de Pixar:

Toy Story: Woody habría sido un tirano

La idea de Toy Story siempre fue la de un vaquero de juguete, Woody, que se ve desplazado por un ranger del espacio, Buzz Lightyear. Sin embargo, en las primeras versiones creyeron que Woody era demasiado bueno, así que oscurecieron el personaje.

En sucesivas versiones del guión Woody llegó a convertirse en un tirano que insultaba y daba órdenes a los demás juguetes, les tenía aterrorizados e incluso tiraba a Buzz por la ventana. En 1993 Disney vio esta versión del guión y la rechazaron, y el personaje de Woody volvió a ser un carismático líder que, eso sí, estaba celoso de la llegada del nuevo juguete.

Monstruos, SA: la historia de un contable que tiene alucinaciones

Por increíble que parezca, Monstruos SA iba a ser la historia de un hombre de unos 30 años con un oficio como contable o similar que detesta su trabajo. Un día, su madre le entrega un cuaderno con dibujos de monstruos que hizo cuando era pequeño, y aunque no le presta mucha atención, empiezan a aparecérsele en la vida real. Sólo él los puede ver, y acaba descubriendo que representan sus miedos más ocultos. Cuando los supera, por fin desaparecen.

Esta primera historia acabó descartándose, y la premisa cambió a la definitiva: “Los monstruos son reales y su cometido es asustar a los niños”. Pero aquí también hubo cambios. El protagonista humano cambió varias veces: una niña de seis años llamada Mary, después pasó a ser un niño, luego de nuevo una niña de seis años, luego una de siete llamada Boo muy autoritaria. Finalmente, Boo pasó a ser un bebé que no hablaba aún pero muy valiente.

Además, el personaje del coprotagonista Mike Wazowski (la bola verde con un gran ojo) no apareció hasta que llevaban un año escribiendo el guión.

Up: dos príncipes enfrentados en un castillo del cielo

Up es otra película que cambió radicalmente. En sus inicios, iba a tratar acerca de un castillo que flotaba en el cielo, en el que vivían un rey y sus dos hijos, totalmente opuestos que se pasaban todo el tiempo peleando. Un día, los dos hijos caen al suelo y mientras tratan de volver al castillo flotante, conocen un gran ave que les ayudaría a comprenderse entre sí.

Finalmente, como explica Ed Catmull, de esta historia solo sobrevivieron dos elementos: el título de la película (Up) y el pájaro gigante. Todo lo demás, como la incorporación del anciano Carl, su historia de amor con Ellie y el explorador Russell llegarían tras descartar la historia de los hermanos.

Y muchos pequeños cambios

El libro está lleno de curiosidades, como por ejemplo que Wall-E se llamaba en una versión inicial Trash Planet, que en Toy Story 3 se descartó un monólogo de Woody sobre el malvado Lotso o que durante muchas versiones de la producción de Ratatouille se estuvo discutiendo sobre si las ratas que aparecían debían andar a dos patas o a cuatro. Cuestiones de mejora permanente y de producción, grandes y pequeños detalles que habrían hecho que algunas películas míticas fuesen algo o completamente distintas.

Por cierto que el libro también explica una curiosidad: ¿de dónde viene el nombre Pixar? Alvy Ray Smith, uno de los primeros empleados de Pixar, había crecido en Texas y Nuevo México, y le parecía muy curioso que hubiera palabras en inglés que sonaran como verbos en español (como láser o radar). Él propuso el nombre Pixer como un falso verbo que significase «hacer películas». Finalmente, acabaron combinando Pixer y radar y llegando al nombre definitivo: Pixar.