in

Barrio Sésamo, el programa que nació imitando los anuncios

Y de cómo unas marionetas conquistaron el mundo

A pesar de su pasión por las marionetas, el creador de los Muppets Jim Henson nunca tuvo intención de participar en un programa infantil. Él quería hacer grandes películas y espectáculos televisivos con marionetas, pero destinados a un público adulto y con un mensaje más transgresor.

Sin embargo, cuando a finales de los 60 la televisión pública estadounidense decide lanzar un revolucionario programa educativo para niños preescolares: Barrio Sésamo, uno de cuyos pilares serán las marionetas. El programa nace con la idea de, por primera vez, mezclar los dos tipos de programas infantiles que existían: los educativos y los de entretenimiento. Y para ello quiere hacerlo con las mismas armas con las que la televisión hipnotizaba a los preescolares estadounidenses: muchos colores, repetición y un ritmo trepidante.

De este modo, Barrio Sésamo sería un programa que se emitiría sin cortes publicitarios, pero sí usarían las armas de los spots para colocar mensajes. Por eso el programa ve interrumpida la acción principal del barrio de cuando en cuando con cortes al estilo de anuncios que “vender” contenidos como los números, las letras, los colores… de hecho, en la versión estadounidense, cada capítulo está “patrocinado” por algunas letras o números. Los sponsors de su primer episodio, emitido en noviembre de 1969, fueron las letras W, S y E y los números 2 y 3.

Los personajes del programa también están diseñados para transmitir mensajes de todo tipo a los niños, desde los humanos (adultos y pequeños) que conviven con los muñecos en la calle del decorado hasta los que tienen sus propias secciones. Así, por ejemplo, Epi y Blas fueron creados para enseñar a la audiencia que dos personas muy distintas también pueden ser amigas y cuidarse entre sí.

Barrio Sésamo en España

El rotundo éxito en Estados Unidos de Barrio Sésamo hace que traspase fronteras rápidamente. Brasil (Vila Sésamo), México (Plaza Sésamo) o Alemania (Sesamstrasse) son los primeros países que cuentan con su edición local. A España llegó en 1974 como una sección del programa infantil Un globo, dos globos, tres globos, y se llamaba Ábrete Sésamo. Se trataba del doblaje al español de Open Sesame, una mezcla de algunos contenidos de la versión original sin referencias culturales específicas, destinado para que solo hubiera que doblarlo y emitirlo en los países que no quisieran producir su propia versión del show. Así, los niños españoles de la época conocieron al Monstruo de las Galletas, Epi y Blas y demás inquilinos del barrio.

En 1979 llega el primer Barrio Sésamo español, una coproducción de TVE y la productora de la versión original CTW, que ya tiene las características del formato: 24 minutos de duración de los cuales la mitad son grabados en España con actores del país y la otra mitad son material estadounidense doblado (los segmentos de marionetas). En esta versión los protagonistas son la gallina Caponata (interpretada por la actriz Emma Cohen) y el caracol Perezgil (Jesús Alcaide).

La siguiente etapa de Barrio Sésamo es la más conocida. Se inicia en abril de 1983 y sus protagonistas son el erizo Espinete (Chelo Vivares, voz de Ralph Wiggum en Los Simpson) y Don Pimpón (muñeco basado en su propio intérprete Alfonso Vallejo).

Esta etapa de Barrio Sésamo termina en 1988 y es sustituida por un programa muy similar, que combina muñecos, personas reales y marionetas: Los mundos de Yupi. De hecho, gran parte del equipo era el mismo (Alfonso Vallejo repetía como Astraco, un papel similar al de Don Pimpón), y se dice que TVE recurrió a este cambio para no tener que pagar los derechos a la productora de Barrio Sésamo.

Finalmente, en 1996 llega la última versión de Barrio Sésamo producida en España, grabada en Barcelona en un impresionante decorado mediterráneo que fue reconocido como el mejor por la productora estadounidense. Esta versión, que se grababa tanto en castellano como en catalán, estaba protagonizada por el muñeco Bluki (Joan Bentallé) y las marionetas Gaspar, Vera y Bubo.

Tras esta última versión hubo algunos programas más basados en Barrio Sésamo (como Monstruos Supersanos, en Antena 3), pero España no ha vuelto a coproducir otra entrega de este programa, que en Estados Unidos aún se emite ininterrumpidamente desde hace casi 50 años.

Para saber más: Si te interesa la historia de Barrio Sésamo, tienes mucha más información en el libro No es fácil ser verde de Miguel Ángel Parra, y en el Muppet Wiki.

Cuando el teléfono se llamaba «electrófono» y la bicicleta era «velocípedo»

El origen de los refrescos más famosos