in

Farmacia de Guardia: 10 curiosidades sobre la serie mítica de los 90

Si no estás tarareando su sintonía en la cabeza ahora mismo, no has tenido infancia.

Iba a tener otra protagonista y título

El papel de la protagonista, Lourdes Cano, fue ofrecido a actrices como Concha Velasco y a Carmen Maura. Ambas (y alguna más) lo rechazaron y finalmente le llegó a Concha CuetosY no es el único cambio de calado: originalmente se iba a llamar “Las chicas de la Farmacia”.

Fue un hito para Antena 3

En una etapa en la que el recién nacido canal tenía muy pocos medios, Farmacia de Guardia supuso una gran apuesta. Se trataba de su primera ficción de producción propia, y para ella eligieron a Antonio Mercero, que años antes había triunfado en TVE con “Verano Azul”.

La farmacia existe de verdad

Si paseas por la calle Alcalá de Madrid, junto a la plaza de Manuel Becerra, encontrarás un local que probablemente te suene mucho: se trata de la farmacia original en la que se inspiraron los diseñadores del decorado. La principal diferencia, aparte del nombre, es que la farmacia ficticia tiene tres cuerpos de escaparate, mientras que la real tiene solo dos.

Tenía un único decorado y se grababa en el plató de «El Diario de Patricia»

Decorado, por cierto, al que se le sacó mucho partido, ya que todas las tramas de la serie sucedían allí, con tres espacios: rebotica, farmacia y el tramo de calle frente a ella. Nunca vimos la casa de los Cano o el interior del bar de strip-tease La Gata con Botas. Todo lo que sucedía fuera de ellos se narraba al espectador, pero no se mostraba.

La farmacia era el único local de la calle que tenía profundidad. El resto (bares, tiendas, bancos…) apenas existían en la fachada, y sus escaparates estaban cegados para no mostrar que no había nada detrás.

La serie se rodaba en los estudios de Antena 3 de San Sebastián de los Reyes. El mismo plató acogió años después otros programas míticos como Sabor a ti (de Ana Rosa Quintana), El diario de Patricia o Espejo Público.

Nadie quería anunciarse en ella

El departamento comercial de Antena 3 tuvo problemas para encontrar anunciantes que quisieran mostrar sus productos en pantalla. Cómo explica el libro Brand Placementintegración de marcas en la ficción audiovisual, a principios de los 90, muchos laboratorios farmacéuticos no comprendían el product placement, y algunos incluso llegaron a pedir dinero a cambio de que se mostrasen sus productos en pantalla.

Pero cuando la serie explotó en audiencias, todos se peleaban por tener un hueco en la farmacia de Lourdes Cano, incluso diseñando expositores para ella que no existían en farmacias de verdad.

Y no solo farmacéuticas: otras empresas quisieron aparecer en la serie y tuvieron un local en la calle de la farmacia, como McDonald’s, Seven Eleven, Argentaria o Banesto.

Algunos actores ya se conocían o volverían a coincidir

Concha Cuetos y Carlos Larrañaga ya habían interpretado un matrimonio en Verano Azul (los padres de Desi). En esa misma serie también actuaba María Garralón como la pintora Julia, que en Farmacia de Guardia sería la policía municipal María de la Encarnación.

Otros intérpretes de la serie volverían a coincidir en otras producciones de Antena 3: Julián González y María Garralón en Compañeros; y las secundarias María Adánez (que interpretaba a la novia de Kike) y Eva Isanta (la hija mayor de la familia, en Canarias) en Aquí no hay quien viva.

Fue cantera de guionistas

Daniel Sánchez Arévalo (director de las películas Primos y La gran familia española) fue guionista de la serie. Su hermano, que trabajaba en Antena 3, le animó a enviar una prueba de guión, a Antonio Mercero le gustó y se incorporó al equipo.

El abuelo era argentino y la abuela murió antes de llegar

En la primera temporada, uno de los personajes protagonistas era el licenciado Cano que da nombre a la farmacia, el padre de Lourdes. Interpretado por el actor José Soriano, abandonó la producción porque quería volver a su país. Y es que aunque actuaba (y cantaba coplillas) con perfecto acento castizo, este actor es argentino, y puede que te sorprenda escucharle con otro acento.

La familia también iba a haber tenido una abuela, interpretada por Mary Santpere, pero murió precisamente durante un vuelo a Madrid desde su Barcelona natal. Viajaba precisamente para negociar el contrato de su aparición.

La sintonía estaba compuesta por Bernardo Bonezzi

Una de las cosas más míticas de Farmacia de Guardia es su pegadiza sintonía, que fue compuesta por Bernardo Bonezzi, un músico que de muy joven había despuntado en la movida madrileña.

Bonezzi también es el compositor de la música de varias películas de Almodóvar, así como de otras sintonías clásicas de la televisión como Canguros o Todos los hombres sois iguales.

Tuvo una TV-movie como secuela

En el año 2010 se emitió una secuela que reunía a gran parte de los protagonistas: La última guardia. Sin embargo, ante la imposibilidad de recuperar el decorado original, se construyó uno nuevo en el mismo plató donde se rueda Cuéntame cómo pasó: