in

¿Por qué llamamos minipimer a las batidoras de mano?

¿Qué tienen en común una Minipimer y un Mikolápiz?

Si vives en España, es posible que tengas una batidora de mano. Son uno de los electrodomésticos más populares en cualquier cocina, mientras que en otros países son más comunes las batidoras de vaso. Y también es muy posible que la conozcas con el nombre de minipimer. ¿Sabes por qué se llaman así?

La batidora de mano, que es capaz de mezclar y triturar alimentos sin tener que ponerlos en un recipiente aparte, fue inventada en Suiza en 1950 y se llamó bamix (de bat et mixe, batir y mezclar). Sin embargo, en España el diseñador industrial Gabriel Lluelles desarrolló una versión perfeccionada que salió a la venta en 1959, y a la que llamó minipimer. Y el nombre es una mezcla del prefijo mini- (por su tamaño, comparado con las grandes batidoras del momento) y la marca PIMER, el nombre de la primera empresa que las fabricó: Pequeñas Industrias Mecánico Eléctricas Reunidas.

Anuncio de PIMER en 1965

En los 70, PIMER fue comprada por la multinacional Braun. Y el nombre del producto era tan común para el público que a pesar de que la propia marca PIMER dejó de utilizarse, la batidora siguió llamándose Minipimer, uniéndose al selecto club de marcas que sobreviven a su fabricante. Otras marcas a las que les ha sucedido algo parecido son por ejemplo a los helados Mikolápiz y Fantasmikos, hoy comercializados por Nestlé tras la desaparición de la marca Miko.

Hoy en día, 50 años después de la desaparición de PIMER, la batidora de mano de Braun en España sigue llamándose Minipimer. De hecho la cosa es aún más curiosa, ya que desde hace unos años Braun ya no fabrica electrodomésticos de cocina, sino que licencia su marca al fabricante italiano De’Longhi, que los produce y vende bajo la marca Braun.

¿Por qué cada país tiene un tipo de enchufe diferente?

Así cambió el 11-S las tramas y hasta el decorado de Friends