,

Descubre los nombres anteriores de tu calle con esta web del Ayuntamiento de Madrid

buildings in business district of Madrid, Azca

Cuando vives en una ciudad como Madrid, ya estás acostumbrado a que algunas calles cambien de nombre por todo tipo de razones. Y por supuesto, esto ha sido así desde siempre.

En su web, el Ayuntamiento de Madrid tiene una herramienta gratuita donde podemos consultar qué nombres ha tenido una calle antes del actual, además de otros datos curiosos como la fecha de creación oficial de la calle (y en algunos casos, de desaparición), en qué calle comienza y en cuál termina…

Gracias a esta herramienta podemos encontrar algunas curiosidades como las siguientes:

Los nombres de la Plaza Mayor: Puede que sea una de las vías de Madrid que más veces ha cambiado de nombre. Y es que durante el siglo XIX, con los gobiernos conservadores y liberales turnándose, se da un toma y daca que hace que el nombre oficial de esta plaza cambie cada pocos años entre Plaza Real y Plaza de la Constitución.

Durante la I República (1873-1874) también cambian el nombre de la plaza, y parece que querían ir afinándolo: empieza siendo Plaza de la República, a los dos meses pasa a ser Plaza de la República Federal, pero al poco tiempo se vuelve a modificar por Plaza de la República Democrática Federal.

La Plaza Mayor de Madrid, la Tamara/Yurena/Ámbar de las plazas madrileñas.

La avenida del Euro: Cuando a principios de los 2000s se construye un nuevo desarrollo urbanístico en Carabanchel, una de sus calles se llama Avenida del Euro en honor a la recién estrenada moneda. Lo que quizás no sepan sus vecinos es que esta vía ya existía con un nombre más tétrico: Carretera del Cementerio. Ideal para Halloween, pero lo mismo los repartidores de Telepizza más miedosos no quieren llevarte la cuatro quesos de noche.

El camino de las ánimas: Se ve que en Madrid el tema de los muertos nos gusta mucho. Antes de llamarse Vía Carpetana, esta calle del distrito de Latina se llamaba Camino de las Ánimas, y después Avenida de las Ánimas. Una ánima es un “alma que pena en el purgatorio antes de ir a la gloria”, de modo que la explicación quizás sea que en esta calle están los cementerios de San Justo y San Isidro.

La calle de Alcalá: Sin llegar a los niveles de la Plaza Mayor, la calle Alcalá también tuvo su época movidita en cuanto a cambios de nombre. Durante el siglo XIX iba alternando entre su nombre histórico y el de Duque de la Victoria. ¿Y quién era este duque? Pues Baldomero Espartero, que tuvo un gran protagonismo en pronunciamientos militares en esta época.

Los antiguos (y no tan antiguos) nombres franquistas: En los años 80, recién recuperada la democracia, se eliminaron muchos nombres de la dictadura de nuestras calles, pero aún quedan muchos otros. En el buscador online podemos ver cómo se llamaban antes o después calles como la Avenida del Generalísimo (Paseo de la Castellana), la Avenida de José Antonio (Gran Vía), la Plaza del Caudillo (que aún se llama así, pero antes fue Plaza del Generalísimo, Plaza de la República y Plaza de la Constitución)…

Anímate a hacer tus propias búsquedas y comparte los resultados más llamativos con nosotros en Twitter: @lacabezallena

 

Guiding Light, la telenovela que duró 72 años

10 secretos de los concursos de TV que debes saber si vas a participar en uno