in

Antes la privacidad no era tan importante: aquí están las pruebas

La privacidad es para todos una cuestión fundamental. Nos preocupa que los demás tengan acceso a nuestra información, vigilamos dónde publicamos nuestra localización… y hay leyes que protegen nuestros datos personales.

Pero esta preocupación por la privacidad es algo relativamente moderno. La sociedad de nuestros padres y abuelos, que tanto nos critica ahora por contar nuestra vida en redes sociales, apenas se preocupaba por estos temas. Y traemos algunos ejemplos para demostrarlo.

Sucesos con nombre y dirección

ABC, 1926

Dar todos los detalles sobre las víctimas y los agresores en un atropello no era extraño. En esta noticia de hace casi 100 años no se escatiman detalles sobre el nombre completo del niño, la matrícula del coche, la identificación del conductor y hasta su domicilio.

Diario Madrid, 1968

Y lo de dar la dirección no es cosa de hace tanto. A finales de los 60 aún se daba con todo lujo de detalles el domicilio de esta anciana atropellada.

Guía de las casas (y teléfonos) de los artistas

Revista Tararí, 1932

¿Creías que lo de los mapas de casas de las estrellas solo era en Hollywood? ¿tienes que organizar una fiesta y necesitas contratar un artista? ¿o simplemente te apetece charlar con Jesusín Cruz, el niño pródigo? La revista de espectáculos Tararí en los años 30 ofrecía esta guía de artistas con todos sus datos, dirección y teléfono incluido.

Todos los dueños de coches

Madrid Automóvil, 1925

En los años 20, tener coche aún era una rareza. Se matriculaban tan pocos cada mes que la revista Madrid Automóvil podía hacer un listado de titulares y sus direcciones, junto a la matrícula y el modelo del coche que habían comprado.

Direcciones de niños

Revista Zipi y Zape Especial, 1980

Esta es una sección que haría las delicias de Herbert, el anciano de Padre de Familia: una página completa llena de direcciones de niños que quieren cartearse con otros niños. Y aunque la costumbre es antigua, este tipo de páginas estuvieron publicándose hasta los 90.