in

La sorprendente historia de la tipografía Gill Sans: lápidas, religión y zoofilia

Gill Sans es una de las tipografías más famosas del mundo. Fue diseñada por Eric Gill y tiene un carácter típicamente inglés, por lo que muchos la confunden con la del metro de Londres, Johnston, y no es de extrañar, porque Edward Johnston fue el maestro de Gill en el Central School of Arts and Crafts. A pesar de ser una tipografía tan inglesa, es la que utiliza el Gobierno de España en su logo, así como el de Aragón o el Ayuntamiento de Madrid.

Sin embargo, Eric Gill se consideraba más escultor que tipógrafo, y además era muy tradicional, rechazando casi cualquier adelanto tecnológico de los que por aquel entonces empezaban a facilitar la vida a los diseñadores. En 1913 se había hecho católico y se fue con su familia a vivir a un monasterio abandonado.

Eric Gill, planeando qué hacer el día siguiente

La intención de Gill era mejorar el trabajo de su maestro Johnston creando una tipografía absolutamente fácil de entender, “a prueba de tontos”. Empezó a diseñarla en 1926 cuando le encargaron el letrero para una tienda en su ciudad natal, Bristol. La fundición Monotype, conociendo su trabajo, le pidió que la desarrollara por completo y en 1928 se lanzó con el nombre de su autor: Gill Sans (Sans indica que una tipografía no tiene serifas, esos pequeños detalles al final de los trazos, como los de la Times New Roman).

La primera versión de la Gill Sans solo tenía mayúsculas como las que había utilizado en la tienda, porque Gill las diseñaba esculpiéndolas en lápidas que los vecinos le traían, pero en siguientes versiones llegaron las minúsculas. La Gill Sans se hizo muy famosa rápidamente. Además de en logos españoles podemos encontrarla en el de la BBC o en los libros de Penguin.

La sorpresa con el tradicional y religioso Eric Gill saltó mucho después de su muerte, cuando se encontraron sus diarios. En ellos había anotado cada acto impuro que cometía: en ellos detallaba que había practicado adulterio y homosexualidad, además de pedofilia, zoofilia e incesto.

Muchos se escandalizaron, pero la mayoría decidió separar sus acciones en vida de las magníficas obras que había creado, y hoy en día Gill Sans sigue siendo una de las tipografías más extendidas del mundo.

Para saber más: Página 12 | IDSGN

¿Cómo se dice vídeo, telenovela, champú o moto en latín?

Así son los lugares de la tele que nunca has podido ver